como tener una huerta productiva todo el año

Amplía tu cosecha a los 12 meses del año con un plan de jardinería que se aplique a todos los meses del año. ¿Estás listo para llevar tu huerta al siguiente nivel?

La agenda de un huertero

La idea de trabajar en la huerta durante todo el año genera un poco de ansiedad en algunos huerteros ya que parece mucho trabajo extra. Y es que ¿A quién no le gusta tomarse el invierno libre para descansar, recuperarse y tener tiempo para otras cosas?

Sin embargo, te sorprenderá saber que la jardinería durante todo el año no tiene por qué suponer mucho trabajo adicional. Es más, estar en contacto con tu huerta durante cada uno de los doce meses que da el año, creará una conexión más profunda entre la naturaleza y tú, así como una compresión más profunda también del ecosistema de tu jardín…

3 claves para tener una huerta productiva durante todo el año

La clave del éxito en tu huerta durante todo el año no está en trabajar más duro durante más meses no… El éxito se reducirá a tener un plan y ser consistente con tus acciones. De hecho, si sigues un plan, obtendrás cosechas durante la temporada baja sin apenas prestarle atención a tu huerta.

1. Con un plan se vive mejor

Aquí nos encontramos con dos tipos de huerteros: El que se deja llevar y el que lo tiene que tener todo planeado.

Lo mejor será que te encuentres en un camino intermedio entre los dos, ¡Ni tanto ni tan calvo! Ya que solo así podrás obtener unos resultados realmente gratificantes.

cómo calendarizar el huerto

Por un lado, no tener un plan significa no tener forma de registrar las tareas que has llevado a cabo en la huerta. A no sea que tengas una memoria prodigiosa, te recomendamos que vayas apuntando los cambios que vayas haciendo en tu huerta en una agenda. Cambios como: Cuándo modificaste el suelo por última vez, cambio de ubicación de algunas hortalizas, la primera vez que plantas algo nuevo etc. Solo así podrás identificar el porqué de tus éxitos o fracasos en la huerta.

Por otro lado, seguir un plan rígido no es nada viable teniendo en cuenta que los cambios de clima, la luz solar o las plagas pueden alterar el plan y es más, deben hacerlo. Habrá momentos en los que te encuentres en esta situación, no te preocupes, seguro que das con una solución.

 

2. Se constante: 15 minutos al día

Cuando estamos ocupados, nuestra tendencia es postponer las cosas hasta que tengamos más tiempo para dedicarlo a una tarea. ¿Pero recuerdas el cuento de la tortuga y la liebre? La tortuga era lenta pero constante, y es precisamente esa constancia la que le hace ganar la carrera.

Añade a tu lista de ‘must do’ del 2022 un paseo diario de 15 minutos por tu huerta. ¡Sí, incluso en los días más fríos o lluviosos de invierno! Es esta constancia la que te mantendrá conectado con tu huerta incluso cuando no estas viendo muchos cambios. Esto te ayudará a disfrutar del ‘estar’ en la huerta, en lugar de centrarte siempre en el ‘hacer’.

cómo conectarse con la huerta

Este paseo diario por tu huerta tiene muchos beneficios: puedes descubrir de primera mano cómo cambia la huerta a lo largo de las cuatro estaciones: cambios en la luz del día, ciclos húmedos/secos, ciclos de malas hierbas, ciclos de plagas, ciclos de fertilidad. Todos estos cambios que vas observando podrás apuntarlos en tu agenda y verás como te vas convirtiendo en todo un experto huertero.

 

3. Recuerda por qué lo haces

Cada uno cultiva por motivos propios. Ya sea para tener un respiro del ajetreado mundo, comer más saludablemente, aprender habilidades nuevas, ser más autosuficientes, conectarse con la naturaleza, hacer más ejercicio etc. etc.

¿Cuál es tu 'por qué'?

Recordar tu respuesta te mantendrá motivado incluso cuando estés cansado, el calor sea sofocante o las plagas se hayan apoderado de ti.

 

Una pequeña pista para empezar

Aquí te dejamos con una guía mensual sobre las tareas más comunes en la huerta.

Enero

Este es un momento de reflexión, planificación, limpieza y organización. Organízate mientras cosechas algunos cultivos de otoño.

Febrero

Entra en el ritmo de la temporada con la siembra de semillas y la preparación de las camas.

Marzo

La huerta está despertando. Es hora de sembrar y trasplantar afuera según el clima lo permita. El suelo se está descongelando y se pueden abordar proyectos de infraestructura, como nuevos contenedores de compost o sistemas de barriles de lluvia.

cómo hacer compost

Abril

En abril aguas mil. Las lluvias abundantes de abril convertirán tu jardín en un verde brillante. Verifica que las camas estén cubiertas con mantillo para los meses más calurosos que se avecinan.

Mayo

Ya estás en plena temporada. Comenzarás a ver las primeras fresas.

Junio

Las cosechas comienzan a llegar y, con la misma rapidez, es hora de planificar el jardín de otoño/invierno.

Julio

Los días calurosos nos ponen a prueba. El riego es necesario. Las cosechas ayudan a recordar su 'por qué'. Cultivos de otoño plantados.


Agosto

En la luz del sol menguante, las plantas hacen un último esfuerzo para producir, mientras que los insectos y la vida silvestre se prepara para el invierno. Aún queda mucho por cosechar.


Septiembre

No te relajes, aún quedan algunos días calurosos. El abundante riego seguirá siendo esencial.


Octubre

Otoño está aquí. Las cosechas continúan, los jardines de verano se ponen a dormir, mientras que los jardines de otoño/invierno están en auge. Hora de plantar ajos y acelgas.


Noviembre

Se cosechan los cultivos de otoño y se plantan árboles frutales.


Diciembre

Llega el momento de abordar proyectos de infraestructuras si el clima y la inspiración lo permiten.

 

--

Fuente vía: Tenth Acre Farm 


¿Qué te ha parecido el artículo? ¿Te ha aclarado algunas dudas? Danos tu opinión y ayúdanos a difundirlo en tus redes sociales. Si quieres seguirnos aquí te dejamos otras redes sociales en las que estamos presentes: InstagramFacebook y Youtube.